viernes, 28 de abril de 2017

Padre nuestro del siglo XXI

Atrás pasó la época en la que el Primero de Mayo era la fecha de reivindicación de la clase trabajadora. El mundo globalizado y tecnológico ha extendido la creencia de que ya no existe y con ello ha desaparecido el sentimiento de pertenecer a una clase. Ahora quien no es un parado, es un becario, o un prejubilado o un funcionario o un técnico, o un funcionario, ... cualquier cosa menos considerarse miembro de la clase trabajadora.

Por eso, esta es una buena fecha para volver a leer un poema que escribió el poeta catalán Miquel Martí i Pol en 1958 titulado Nova oració del Parenostre y que me ha sugerido una versión alternativa.


Padre nuestro,

que estás en el cielo,

sea prorrogado nuestro contrato el día de hoy;

vuelva a nosotros la jornada de ocho horas;

hágase un poco nuestra voluntad

tanto en la ETT como en la empresa.

Danos hoy un poco de carne;

y perdónanos querer salir a la hora,

así como nosotros perdonamos

las horas extras;

no nos dejes caer en la tentación

de afiliarnos a un sindicato,

y líbranos del mal.

Amén

lunes, 24 de abril de 2017

Nacionalismo + colesterol = naciolesterol

La máquina que bombea la sangre que fluye por las venas de todas las personas independientemente de su origen es el corazón.

El corazón, tal y como afirma Montesquieu, "es ciudadano de todos los países", sin distinción de fronteras o banderas. Para que funcione bien, para que nos bombee sangre en condiciones saludables, debemos vigilar el nivel de colesterol.

El colesterol, como el nacionalismo, lo llevamos todos en la sangre. Hay naciolesterol bueno y naciolesterol malo, todo depende de la cantidad de consumo de cerdo tertuliano radiotelevisivo que hagamos.

(Mientras leo Cafarnaüm de Jaume Subirana, Bromera editorial)

@jlregojo     #RegEye

viernes, 21 de abril de 2017

Democracia y libros

Aviso para navegantes
La democracia corre peligro si la gente deja de leer libros.
Quien avisa no es traidor.

@jlregojo  #RegEye

domingo, 16 de abril de 2017

Homenaje a Eduardo Galeano: el niño perdido en la intemperie

Para algunos de nosotros, una vez extinguido el comunismo, el capitalismo no es un sueño a realizar, sino una pesadilla realizada en vías de extinción. Nuestro desafío consiste en desprivatizar al Estado. Estados comprados a precio de rebajas. Estados que han socializado las pérdidas y privatizado las ganancias.
Las multinacionales y los bancos que nos rodean son una nave de piratas, cuanto más libres, peor. Nos venden cada vez más caro y nos compran cada vez más barato. Su capitán, el lobo financiero, nos presta nuestro propio dinero, nos paga cada vez menos y nos cobra cada vez más.
Vivimos en unos estados enamorados de los pobres, porque siempre parece que no tienen suficiente cantidad.
Eduardo marchó el 13 de abril de 2015 como un niño perdido en la intemperie. Por eso, tenemos que volver a empezar, se lo debemos. Paso a paso, poco a poco, con nuestros propios cuerpos por escudos. Tenemos que descubrir, crear, imaginar. Tenemos que reivindicar el derecho a soñar. Es preciso soñar, no debemos permitir que nos prohíban ese derecho.

Se lo debemos a Eduardo.

(Texto adaptado del relato El niño perdido en la intemperie de E. Galeano)


viernes, 14 de abril de 2017

Palabras

                               
Las palabras son inocentes; no hay ninguna perversión en el diccionario, ésta se halla toda en las mentes, y son éstas las que habría que reformar. (Simon Leys, Palabras, Ed. Acantilado)

Bandera
Ejército
Frontera
Justicia
Lengua
Libertad
Nación
Patria
Raza
Religión
Seguridad
Sexo
Verdad

Escribe tus palabras inocentes en el apartado de 'comentarios' de este blog. Gracias

@jlregojo  #RegEye